Serena Williams ganó a principios de julio en Wimbledon su 22º título de Grand Slam. Para ello hay que trabajar muy duro y sin apenas descanso, así que cuando se toma un respiro lo disfruta al máximo. La tenista, de 34 años, ha colgado varias fotos de su momento de relax junto a la piscina.