Hace unos días los medios de difusión dieron a conocer la terrible noticia de un camión, al que posiblemente le reventó una rueda, saltó la mediana de una autovía invadiendo la zona de sentido contrario y fue a empotrarse contra una furgoneta, lo cual se tradujo en la muerte de ocho personas. Este accidente se podría haber evitado fácilmente con la acción del conductor del camión, de haber mantenido con firmeza el volante del vehículo y el resto de los mandos sin accionarlos y con suavidad haber levantado el pie del acelerador, aminorando la marcha y deteniendo el vehículo después de reducir la velocidad. En cambio lo que hizo casi con total seguridad, y que realizaríamos la mayor parte de nosotros en este caso, es pisar bruscamente el freno para detener el vehículo y en este caso este se dirige con brusquedad en la dirección señalada por el neumático que ha reventado ¿Por qué sucede esto? Al reventar una rueda y sobre todo si es una de las delanteras, que son las directrices, desaparece en parte el equilibrio entre ambas de cuando llevaban la misma presión en sus neumáticos, y aunque el camión apunta a una tendencia de irse hacia el lado de la rueda reventada, bastaría con que su conductor sujetarse firmemente el volante y mantuviera la dirección en lo posible para evitar el accidente.

La tragedia se produce en el momento en que su conductor pisa el freno de pie, ya que se produce una transferencia de masas del eje trasero hacia el delantero con relevante incidencia hacia el neumático reventado, con lo que el vehículo se dirigirá con brusquedad hacia ese lado de una manera incontrolable con el resultado que ya conocemos. Este tipo de accidentes se producen con bastante mas frecuencia de lo que nos parece a consecuencia de múltiples factores como pueden ser la rotura del neumático con pérdida de aire, la salida del neumático de la llanta, rotura de la válvula del neumático, reventón de la cubierta, etc. Nuestro primer acto defensivo en estos casos es accionar el freno de pie. Gran error.

La lectura de un libro sobre conducción y circulación destinado fundamentalmente a la evitación de los accidentes de tráfico que con más frecuencia se producen en sus fases de conducción y circulación y que son fácilmente evitables, siempre que se conozca la forma de evitarlos y con multitud de fotografías explicativas a todo color, salvaría con total seguridad muchas vidas, ya que fue diseñado específicamente con este fin, y lleva el sugerente título de 'Pilotaje en conducción deportiva, competición y todo terreno. Seguridad en la conducción y circulación'. Puede solicitarse enviando un correo electrónico a ammvm2gmail.com.