Según un estudio de la Universidad de Edimburgo,en Escocia, hay partes del cuerpo humano que tardan más en ponerse morenas que otras. Una de ellas es la piel de las nalgas: de hecho, parece ser la zona que más tarda en coger color.

La época en la que más aumenta el cáncer de piel es el verano y las áreas más propensas a desarrollarlo son, según el estudio, las manos, la cara y las orejas. Además, se ha constatado que existe una diferencia entre hombres y mujeres en cuanto a las zonas donde se desarrolla el melanoma: en los hombres suele desarrollarse en los hombros, mientras que en las mujeres predominan en las pantorrillas.