La corrida de toros prevista para este sábado por la tarde a las 19.00 horas ha sido aplazada a este domingo a las 12.00 horas debido a la intensidad con la que ha caído la lluvia a partir de las 18.20 horas y a las condiciones en las que ha quedado el ruedo. La autoridad, la empresa y los tres toreros, José Antonio Morante de la Puebla, Andrés Roca Rey y Juan Ortega han firmado el acta de aplazamiento a las 19.30 horas, previo acuerdo de las partes. “Que ante la imposibilidad por la adversidad meteorológica y la condición del piso, se hace imposible la lidia”, según reza el acta oficial.

Prácticamente al mismo tiempo, la megafonía de la plaza ha anunciado el aplazamiento y el público que ocupaba los tendidos, los vomitorios y los pasillos interiores de la plaza han ido desalojando el edificio. Fuentes de la autoridad han explicado que no había ninguna posibilidad de celebrar el festejo porque a la hora del inicio llovía y porque la previsión mantenía esas lluvias durante toda la tarde, con lo que ello ha supuesto para las condiciones del ruedo, que ya a las 19.45 horas era un auténtico lodazal. En este sentido, fuentes de las cuadrillas actuantes han expresado que todas las previsiones indicaban que seguiría lloviendo y el riesgo de torear en un albero en esas condiciones es muy elevado.

De este modo, afirman las mismas fuentes, una vez se ha comprobado la disposición de los tres toreros anunciados para actuar este domingo, ya que no tienen compromisos, se ha decido de acuerdo con la empresa el aplazamiento, una medida contemplada en el reglamento taurino andaluz. La elevada expectación que ha levantado la corrida, con tres de las máximas figuras del toreo del momento, ha supuesto la venta de tres cuartos del aforo de la plaza, lo que constituye un motivo de peso para intentar que el espectáculo se celebre. No obstante, el reglamento contempla la devolución de las entradas para aquellas personas que no puedan asistir este domingo. Por otra parte, la entrada de este sábado posibilita sin cambios el acceso al festejo aplazado.

El cambio obligado de la corrida convierte el domingo de feria en una jornada singular. Por la mañana, a partir de las 12.00 horas, con toros de Domingo Hernández, Morante de la Puebla, Roca Rey y Juan Ortega harán el paseíllo a esta hora tan poco usual. Ya por la tarde, a las 19.00 horas, y según lo previsto, Finito de Córdoba, Alejandro Talavante y Paco Aguado se las verán con un encierro de Álvaro Núñez.