Kiosco

Diario Córdoba

EFEMÉRIDE HISTÓRICA

Se cumple el 20º aniversario de la retirada de Manuel Benítez ‘El Cordobés’

Lo hizo el 1 de junio el 2002 después de ganar dos veces el Trofeo Manolete y meses antes de ser proclamado el quinto Califa del Toreo

El Cordobés (d) sale a hombros de la plaza en la corrida de su despedida, hace hoy 20 años. LADIS

A lo largo de su trayectoria taurina, Manuel Benítez El Cordobés anunció su retirada en diferentes ocasiones. La primera en 1967 a los cuatro años de tomar la alternativa. Esa noticia fue tremenda para los grandes empresarios que acudieron a Villalobillos en tropel a rogarle que reconsiderara su postura. Y como bien saben El Cordobés les dijo que lo consultaría con la almohada. Después todo se arregló y la famosa almohada, firmada por todos los presentes, se convirtió en un objeto de veneración. A esa primera decisión de retirarse le siguieron otras que no llegaron a cuajar, pues al poco tiempo volvía a los ruedos. Hasta que el día 1 de junio de 2002 tomó la firma decisión de irse para siempre del toreo activo.

Hoy día 1 de junio de 2022 se cumplen 20 años de la retirada definitiva del toreo de Manuel Benítez El Cordobés después de una trayectoria profesional de 39 años como matador de toros. Retirada que tuvo lugar en la misma plaza que inauguró el día 9 de mayo de 1965 acartelado con José Mª Montilla y Gabriel de la Haba Zurito, treinta y siete años después de aquella fecha. Ese día histórico, Manuel cuenta con 66 años, y decide cortarse la coleta y retirarse del toreo activo.

Desplante de El Cordobés hace 20 años, en su retirada del toreo. LADIS

Pero antes de ese día decide torear varias corridas de toros para tomar contacto con el público y llegar entonado y en forma a la tarde de su despedida. Con ese fin torea tres corridas antes de la tarde histórica : Guillena (Sevilla), Palavás (Francia) y la última en Pozoblanco el día 27 de abril.

La retirada

Y por fin llega la fecha señalada del 1 de Junio de 2002 para cortarse definitivamente la coleta y nada mejor que hacerlo dando la alternativa a Enrique Reyes Mendoza, un torero paisano en la plaza de Los Califas. Esta fue la tercera alternativa que otorgó El Cordobés en la plaza de Córdoba. La primera fue a Agustín Castellano El Puri el 25 de mayo de 1965. La segunda a su hijo Julio el 25 de mayo de 2007 y la tercera la mencionada a Reyes Mendoza.                                                                                                          

El balance de esta corrida de despedida fue triunfal para Manuel Benítez, ya que fue ovacionado saludando desde el tercio, en su primero, un toro que se rajó enseguida y no sirvió, y cortó las dos orejas y el rabo en el cuarto. A este último toro de su carrera, del hierro de Mª José Barral, que atendía por "Potrero", marcado con el número 71, negro burraco y de 475 kilos le realizó El Cordobés una completísima faena desde que lo recibió con el capote. Después con la franela fueron series largas por ambos pitones con temple y mando y la plaza entregada sin condiciones. Estuvo valentísimo aguantando parones y descarados desplantes de rodillas.

El Cordobés, entrando a matar sin muleta en su corrida de despedida. LADIS

La personalidad de Benítez quedó patente en toda la faena donde no faltó el salto de la rana, realizado hasta en tres ocasiones. Y rizando el rizo de lo increíble Manuel se tiró a matar sin muleta. Las dos orejas y el rabo fueron a sus manos tras petición unánime de un público que deliraba en el tendido. Dos vueltas al ruedo apabullantes y cuando el festejo concluyó su hijo Manuel le cortó la coleta en medio del ruedo acompañado de toreros de todas las épocas que quisieron acompañar al gran torero en este momento histórico. Y, como había sucedido tantas veces, El Cordobés salió en olor de multitud por la puerta de Los Califas. En el ruedo había quedado una leyenda del toreo. El mito se agrandaba. La historia de este hombre que rompió moldes y alcanzó cotas de fama y éxito inimaginables quedaba escrita con letras de oro.

Trofeos 'Manolete'

Manuel Benítez El Cordobés había conseguido dos Trofeos 'Manolete', el primero lo conquistó la misma tarde de la alternativa. Su tremenda actuación, en la única corrida que toreó en la feria de 1963, cortando cuatro orejas y un rabo le hicieron ganador indiscutible del preciado galardón.

El alcalde se lo entregó dos días después en las dependencias del Museo Taurino de Córdoba y allí mismo Manuel Benítez donó el traje, el capote de paseo, la montera, las medias y las zapatillas que uso esa histórica tarde para que quedara expuesto en las dependencias del Museo.

El Cordobés lidia a uno de sus toros en la corrida de su despedida, hace hoy 20 años. LADIS

El segundo trofeo 'Manolete' también lo consiguió un 25 de mayo, pero siete años después, en la temporada de 1970. Esa tarde se lidiaron seis toros de Juan Mari Pérez Tabernero Montalvo para Paco Camino, Manuel Benítez El Cordobés y José Luis Parada. Manuel Benítez obtuvo cuatro orejas y un rabo.

Y tras su colosal actuación de la tarde de su despedida le ningunearon por la cara el tercero, que se lo tenían que haber otorgado ¡Por unanimidad!.

Prefirieron dejarlo desierto antes de concedérselo a Manuel. El negárselo fue una vergüenza y una falta de respeto a una de las más grandes figuras de la historia de la tauromaquia que además hizo méritos más que suficientes para conquistarlo. Me duele muchísimo que las cosas de Córdoba no sea yo capaz de entenderlas nunca.

Y el segundo acontecimiento que celebraremos este año de 2022, será en octubre de este mismo año, que se cumple, igualmente, el 20 aniversario del nombramiento de Manuel Benítez como 5º Califa del Toreo. Pero de ese acto histórico ya tendremos ocasión de escribir.

Compartir el artículo

stats