Desde la conocida finca de Lo Alvaro, en El Castillo de las Guardas (Sevilla), llega un encierro que lucirá divisa encarnada y blanca. La nobleza es la característica más destacada en los productos de este hierro.