En Alicante

Muere una mujer al caer a un acantilado con una silla motorizada de alquiler en Benidorm

La víctima, de nacionalidad británica, se ha precipitado desde la carretera que da acceso a la Cruz y su su nieto, un niño de 8 años, ha resultado herido. El cuerpo se encontraba en una zona de difícil acceso y ha sido evacuado por los bomberos

Accidente mortal en Benidorm: Fallece una mujer tras caer por un acantilado en una silla motorizada.

Accidente mortal en Benidorm: Fallece una mujer tras caer por un acantilado en una silla motorizada.

R. Pagés

Una mujer de 58 años y de nacionalidad británica ha fallecido esta tarde en Benidorm en un aparatoso accidente tras precipitarse con una silla motorizada por un acantilado en la zona de la Cruz, en el parque natural de la Serra Gelada. En el accidente también ha resultado herido un niño de 8 años, nieto de la fallecida, que iba en compañía también de su abuelo y marido de la mujer.

Los hechos han tenido lugar pasadas las cuatro de la tarde en el camino de la Cruz. Concretamente, en la avenida del alcalde Manuel Catalán Chana, a la altura de los edificios Gemelos 28 y Villamarina.

Al parecer, según han explicado fuentes conocedoras de los hechos, el el vehículo eléctrico adaptado tipo scooter que conducía la víctima, que era de alquiler, se ha salido de la vía por causas que se están investigando y se ha precipitado por un acantilado, en una zona de difícil acceso.

Tras observar cómo la mujer se precipitaba ladera abajo, su acompañante, que conducía otra silla motorizada, paró vehículo para asistir a la víctima, pero al intentar acceder a ella por el barranco, también ha sufrido heridas de distinta consideración.

Otra imagen del rescate, donde se observa lo escarpado del terreno por el que se precipitó la mujer con la scooter.

Otra imagen del rescate, donde se observa lo escarpado del terreno por el que se precipitó la mujer con la scooter.

Además de unidades de Policía Local y Nacional y servicios sanitarios, hasta el lugar se han desplazado una unidad de mando jefatura y una bomba rural pesada del parque de Bomberos de Benidorm, con un sargento, un cabo y tres bomberos, para colaborar en la evacuación del herido y del cuerpo de la fallecida. La intervención se ha prolongado durante cerca de dos horas.

Benidorm lleva desde hace años una cruzada para regularizar el uso de este tipo de vehículos, ante los múltiples incumplimientos que se producen por parte de los conductores. Además de muchos otros requisitos, la ordenanza municipal establece que solo podrán alquilar sillas a motor personas mayores de 55 años o con problemas de movilidad, por lo que en el caso de esta mujer se cumpliría dado que superaba los 55 años.

Ahora bien, fuentes municipales han indicado que la Policía ha abierto una investigación para esclarecer las causas del accidente y si el vehículo cumplía con todas las exigencias que marca la normativa.