La Guardia Civil detuvo en Almería a 15 personas acusadas de pertenecer a una organización criminal que, según la investigación, se habrían dedicado a la venta de distintos tipos de droga como heroína, cocaína o marihuana, entre otras, a cambio de pequeñas cantidades dinero u objetos sustraídos, de modo que las agresiones y chantajes eran «habituales» en las transacciones, toda vez que la criminalidad subió en el municipio ante las sustracciones de enseres para intercambiarlos por estupefacientes.

En el marco de la operación Planetario, los agentes hdesarticularon esta organización asentada en Roquetas de Mar (Almería), a la que también se atribuye el cultivo de marihuana además de la venta de estupefacientes low cost, según especifica la Comandancia en una nota.

A los detenidos se les atribuyen los delitos de pertenencia a organización criminal, contra la salud pública --tráfico y cultivo de droga--, blanqueo de capitales, usurpación de bien inmueble, receptación y defraudación de fluido eléctrico e hídrico.

La operación desarrollada en dos fases, provocó un aumento de los robos en interior de vehículo y hurtos en la localidad roquetera, ya que se aceptaba como pago de las dosis tanto pequeñas cantidades de dinero, como objetos sustraídos.

Los miembros de la organización surtían de droga «muy adictiva y perjudicial, de mala calidad» a gran número de personas a las que «no dudaban agredir o chantajear en los intercambios de droga y dinero o droga y objetos robados».

En la fase final de la operación, en un dispositivo coordinado en el que participaron más de un centenar de agentes, se realizaron multitud de registros simultáneamente con la intervención de 73 dosis de heroína, 32 de cocaína, 176 plantas y 48 dosis de cogollos de marihuana, 17 dosis de metadona, sustancias de corte, vehículos de alta gama, joyas y numerosos objetos sustraídos, de los que 26 han sido entregados a sus legítimos propietarios.