La Comisión Interministerial de Precios de los Medicamentos -órgano dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad- decidió ayer fijar el precio máximo de venta al público de las mascarillas quirúrgicas contra el coronavirus en 0,96 euros (IVA incluido), según anunció el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en su comparecencia de última hora de la tarde.

Las máscaras quirúrgicas desechables son las más utilizadas por la población general para hacer frente al covid-19. Su función básica es evitar que alguien enfermo pueda contagiar a otras personas. No están consideradas equipos de protección, si bien sirven para limitar la propagación del coronavirus.

«El Gobierno ha tomado esta medida con el objetivo de evitar abusos», dijo. En este sentido, Illa informó de que para adoptar esta decisión se ha valorado la situación del mercado, concluyendo que un precio máximo de 0,96 euros, IVA incluido, «no obstaculiza» y permite que sigan los mecanismos de mercado habituales.

Asimismo, el ministro de Sanidad informó de que «próximamente» se va a regular también el precio de las mascarillas higiénicas, si bien se va a esperar a que se active la producción nacional de las mismas y a asegurarse de que la regulación de precios consigue «evitar los abusos». Precisamente, sobre estas mascarillas Illa recordó que el Gobierno ha recomendado su uso, tanto de las reutilizables como de las no reutilizables, a las personas que tienen que ir en transporte público a trabajar o en las situaciones en las que no se pueda asegurar la distancia mínima aconsejada. «Si se produce un abuso de los precios de las mismas, el Gobierno va a tomar medidas y, de hecho, ya está habilitado el mecanismo para poder hacerlo», enfatizó.

Al mismo tiempo, Illa informó de que el Ejecutivo central está trabajando para fijar el precio de todos los productos sanitarios, si bien señaló que el mecanismo ya está activado, por lo que se «actuará» si se detectan más abusos.

DOBLEGAR LA CURVA / Dicho esto, el ministro de Sanidad recordó que las mascarillas no son necesarias si se cumplen tres requisitos básicos: guardar una distancia interpersonal de dos metros, lavarse frecuentemente las manos y cuidar la higiene personal.

Por otra parte, Illa hizo un balance de la pandemia del coronavirus en España desde que se aprobó el decreto de estado de alarma, el pasado 14 de marzo, comentando que se han pasado «momentos muy duros» y subrayando que ya se está «doblegando la curva».

«Desde que tomamos las decisiones el pasado 14 de marzo, hemos logrado alcanzar el pico de la curva y ahora estamos en la segunda etapa de doblegar la curva, y lo estamos logrando. Por tanto, las medidas que hemos tomado están dando resultados y fue un acierto decretar el estado de alarma», recalcó Salvador Illa.

Finalmente, el ministro de Sanidad recordó que el objetivo actual es consolidar «los crecimientos bajos» y quiso hacer hincapié en que no se ha comenzado la fase de desescalada.