El presidente de Médicos sin Fronteras (MsF) en España, David Noguera, denuncia un aumento en los últimos años de la «criminalización de la solidaridad» y la «politización de la acción humanitaria» que, en su opinión, está empezando a arraigar en una sociedad que parece tender a deshumanizarse.

En una entrevista, Noguera afirma que muchos gobiernos «no tienen reparos en señalar a las oenegé como actores cómplices o culparlas de cobrar por rescatar, algo frecuente en zonas en conflicto, pero que ahora estamos viendo en Europa con discursos como el de (Mateo) Salvini». El presidente de MsF en España asegura que se trata de un fenómeno que comenzó hace unos cinco años y que, desde entonces, «se ha normalizado, con situaciones y discursos que antes eran inconcebibles, algo que nos tiene que preocupar como sociedad».

«Si nos hubiesen dicho hace cinco años que 20.000 personas morirían en el Mediterráneo o que en EEUU separarían a padres de sus hijos al cruzar la frontera, no lo hubiésemos creído nunca, pero ahora se ha normalizado de una forma pasmosa», subraya.

Según Noguera, los discursos racistas empiezan a estar implementados en muchos sectores sociales, por lo que anima a «ser mucho más contundentes como sociedad y crear un consenso entre todos de que ayudar e integrar a los inmigrantes es algo fundamental».

Respecto a los conflictos, el presidente de MsF en España indica que hoy en día hay más de 70 millones de refugiados en el mundo, una cifra superior a la de la segunda Guerra Mundial, y señala como principales causas del aumento de estos problemas la cronificación de los mismos, la incapacidad de la comunidad internacional de resolverlos y el cambio climático.