La Guardia Civil ha detenido en Olula del Río (Almería) a un joven de 19 años y a dos menores de 15 y 16, acusados de sustraer un coche fúnebre que se encontraba listo para realizar un servicio funerario y que transportaba un ataúd en su interior. Los presuntos autores de la sustracción del vehículo sufrieron después un accidente de tráfico, ocasionando daños en el automóvil por valor de 5.200 euros, informó ayer la comandancia de la Guardia Civil de Almería.

Los hechos se produjeron durante la madrugada del 6 de marzo en Olula del Río cuando el propietario de la empresa funeraria y conductor habitual del vehículo escuchó desde el despacho donde se encontraba en la empresa las voces de varias personas, una de las cuales dijo: "Colega, lo llevas tú o lo llevo yo, vámonos para Cantoria (localidad de Almería)".