El informe de la autopsia practicada a la pequeña Alicia, la niña de 17 meses asesinada al ser arrojada por la ventana de un piso de Vitoria por Daniel M.G., que también hirió a su madre, descarta que la pequeña sufriera una agresión sexual con penetración y no precisa si hubo algún tipo de tocamiento. El informe forense indica que la niña murió el martes por una hemorragia cerebral, día y medio después de sufrir el doble impacto contra el cristal de la ventana y contra el suelo de la calle, según publicó ayer el diario El Correo. El fiscal jefe de Alava, Josu Izaguirre, ha explicado que ahora se ha emitido el informe preliminar de la autopsia, que se completará con otros análisis toxicológicos hasta que se elabore el informe definitivo, por lo que ha pedido prudencia hasta que avance la investigación, dado que el caso sigue bajo secreto sumarial.