La NASA divulgó ayer nuevas imágenes de Plutón captadas por la nave espacial estadounidense New Horizons y reveló que el tono rojizo del planeta enano tiene mucho que ver con la niebla que cubre su superficie por encima de unas placas de hielo.

La New Horizons , que la semana pasada llegó lo más cerca que se ha estado nunca del desconocido Plutón en una misión que comenzó hace casi una década, continúa enviando información a la Tierra, y ayer la NASA compartió las últimas revelaciones.

La nave de EEUU capturó imágenes que muestran nieblas de hasta 130 kilómetros por encima de la superficie de Plutón, con dos capas bien diferenciadas, una de hasta 80 kilómetros y otra de unos 50 kilómetros.

"Las nieblas detectadas son un elemento clave en la creación de los complejos compuestos de hidrocarburos que dan a la superficie de Plutón su tono rojizo", afirmó Michael Summers, un coinvestigador de New Horizons en la Universidad de George Mason en Virginia. Hasta ahora, los científicos calcularon que las temperaturas en Plutón serían demasiado cálidas para la formación de nieblas a altitudes mayores de 30 kilómetros por encima de la superficie del planeta.