El portavoz del secretario general de Naciones Unidas, Stéphane Dujarric, dijo hoy a Efe que Ban Ki-moon espera que la generosa contribución del emirato de Kuwait "abra el camino" a una espléndida respuesta de los demás países presentes en la III Conferencia de Donantes de Siria.

El portavoz del secretario general destacó que Ban Ki-moon comparte el mensaje lanzado por el emir de Kuwait, Sabah al Ahmad al Sabah, que ha reclamado una solución política al conflicto e instado al Consejo de Seguridad de la ONU a actuar.

"La mejor respuesta humanitaria es una solución política", explicó Dujarric, quien elogió la generosidad del emir y los esfuerzos del emirato para atajar los problemas humanitarios creados por la guerra civil en Siria.

"Hay que buscar un terreno común" que permita encontrar una solución al conflicto en Siria, que se ha extendido a Irak y amenaza la estabilidad regional, añadió Dujarric, quien no ocultó "el enfado y la vergüenza" que suponen la prolongación de este conflicto".

El emir de Kuwait, Sabah al Ahmad al Sabah, anunció una ayuda financiera en 2015 de 500 millones de dólares e instó al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a actuar y poner fin a la guerra en Siria al inaugurar en Ciudad de Kuwait la tercera Conferencia de Donantes de Siria.

Al Sabah, que copreside la cita diplomática junto al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, invitó a los participantes a mostrar su generosidad ante el sufrimiento del pueblo sirio y la población de los países vecinos.

A la cumbre asisten representantes de 67 países y de numerosas organizaciones humanitarias y agencias de Naciones Unidas.