Vivimos mirando hacia abajo, hacia un objeto que se ha convertido en una extensión de nuestras manos y que nos acompaña en casi todos los momentos de nuestro día a día, incluso los más íntimos. Con el teléfono móvil hablamos, nos relacionamos, enviamos mensajes, hacemos fotografías, consultamos el tiempo, las noticias, jugamos. Pero, en el futuro cercano, quizás dejamos de mirar hacia abajo para hacer todas estas acciones por, simplemente, mirar. Será a través de unas gafas muy especiales. Y son de Google.

Explica Isabelle Olsson, adalid de diseño industrial a Google, que la idea de crear unas gafas con las cuales poder hacer el mismo que se hace con el teléfono móvil tomó el impulso final cuando, un día, esperando el autobús lanzadora que tenía que traerla a la compañía, vio como la decena de personas que esperaba en la paraba miraba hacia abajo, concentrados, sin atender al que realmente pasaba a su alrededor. "Yo no quiero ser una de ellas", se dijo. "Fue cuando me di cuenta que teníamos que hacer que esto [las gafas] funcionara. Es atrevido. Es de locos. Pero pensamos que podemos hacer algo atractivo", afirma a 'The Verge'.