El tribunal del jurado de la Audiencia Provincial de Baleares presidido por el magistrado Eduardo Calderón ha condenado a 20 años de cárcel a la acusada de matar a su hijo de 9 años y ocultar el cadáver en una maleta en Menorca, Mónica Juanatey, tras considerarla culpable de un delito de asesinato con el agravante de parentesco.

El jurado popular declaró a la acusada el pasado 25 de octubre culpable de un delito de asesinato y de causar de forma intencionada la muerte de su hijo y la Fiscalía mantuvo su petición de 20 años de prisión, lo que ha sido atendido por el juez al emitir su sentencia. Mientras, la defensa solicitó que la pena fuera impuesto "en el grado mínimo de su expresión", 15 años.

El jurado tuvo en cuenta la "contundencia" del informe forense, que señala que "no hay ningún motivo que justifique ni la enfermedad psiquiátrica, ni la amnesia". Así, el tribunal considera probado que en julio del 2008, Juanatey, siendo consciente de que el resto de los moradores del piso se encontraban en su trabajo, aprovechó para preparar un baño a su hijo y una vez que el niño estaba dentro de la bañera, le ahogó con la intención de acabar con su vida.