UN JOVEN melillense de origen bereber de mediana edad, "de entre 25 y 30 años", murió ayer en Melilla tras recibir siete puñaladas "en un posible ajuste de cuentas". El joven, que era conocido por el alias de Chita y con antecedentes, falleció en la calle Mar Chica del barrio Real. El fatal desenlace tuvo lugar sobre la 01,30 horas, momento en el que el joven melillense fue hallado tendido en el suelo sangrando abundantemente por las heridas causadas por armas blancas, entre ellas se baraja el uso de una catana. Los servicios sanitarios no pudieron hacer nada para salvarle la vida.