El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, aseguró ayer, en la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso, que las reformas educativas seguirán su "rumbo", al margen de su popularidad como titular de Educación o del impacto electoral. Así respondió el ministro al diputado del PSOE Felipe Jesús Sicilia, que le había preguntado si el Gobierno rectificará su política educativa tras la jornada de huelga y manifestaciones y le reprochó que "pasará a la Historia como el ministro de los recortes".

Wert señaló que, aunque "entiende" los "intereses legítimos" de los sindicatos de enseñanza que han promovido las protestas y el paro del sistema educativo el pasado 22 de mayo, también recordó que el seguimiento de aquella jornada fue "inferior al 25 por ciento" y tuvo un impacto "desigual" en las distintas comunidades autónomas.

"Nada va a variar el rumbo que este Gobierno tiene que tomar, al margen del impacto electoral y de la popularidad del propio ministro. No pensamos en las siguientes elecciones sino en la siguiente generación", defendió.

Por su parte, el diputado socialista alertó de los efectos del Real Decreto de medidas urgentes de racionalización del gasto público educativo, convalidado por el Congreso hace dos semanas, y que, a su juicio, va a provocar el "hacinamiento" de los alumnos en el aula o el "despido" de profesores.

"Pasará a la historia por ser el ministro de los recortes, el que recorta profesores y aumenta los alumnos, el que recorta becas y aumenta tasas, el que tiene a la comunidad educativa en la calle protestando por su gestión, el primer ministro al que los rectores dan plantón", criticó Sicilia.

Este diputado dijo a Wert que en seis meses al frente del departamento de educación ya "no es agente válido para la comunidad educativa". Asimismo, le reprochó su "incapacidad" para consensuar y dialogar las medidas adoptadas. "Usted ya es historia. Lo único que falta en el Ministerio de Educación es un auténtico ministro capaz de defender la educación pública de calidad", concluyó.

NUEVO TEMARIO Por otra parte, el ministro de Educación, José Ignacio Wert, defendió en el Congreso que en la nueva asignatura de Educación para la Ciudadanía (EpC) sí se recoge el rechazo a todas las formas de discriminación y segregación, entre las que se encontrarían la homofobia o el antisemitismo.

Así insistió el titular de Educación frente a las preguntas de control al Gobierno de la socialista María José Rodríguez, y del diputado de UPyD, Carlos Martínez Gorriarán, que le habían cuestionado sobre por qué es mejor el nuevo temario de la asignatura y por qué en éste no recoge el rechazo a la homofobia o al antisemitismo, respectivamente.

Wert subrayó a su vez que en el anterior currículo de EpC, elaborado por un Ejecutivo socialista, no se recogían referencias a estos aspectos. "El decreto anterior no se refería expresis verbis ni a la homofobia ni al antisemitismo, y sin embargo nadie pensó que no fueran a ser tratados. Esté tranquilo porque el currículo es enteramente coincidente con el espíritu de reforzar el conocimiento a la Constitución", aseguró Wert.

Frente a las críticas de la diputada socialista, el titular de Educación le pidió que le enseñara dónde se encuentran las referencias a la homofobia y al antisemitismo en anteriores temarios, elaborados por el PSOE. "No estaban sencillamente", sentenció el ministro.