Los rectores reunidos en la Asamblea ordinaria de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE) han decidido por unanimidad no acudir a la reunión del Consejo de Universidades, presidido por el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert. Además, han pedido una reunión "urgente" con el presidente del Gobierno.

En rueda de prensa, los rectores han justificado la decisión ante la negativa del ministro de convocar un Consejo Extraordinario para analizar y debatir el Real Decreto de medias urgentes de racionalización del gasto educativo y a la vista de que el orden del día del encuentro ordinario de este martes tampoco incluía un punto referente a ruegos y preguntas en el que poder abordar esas medidas.

La presidenta de la CRUE y rectora de la Universidad de Málaga, Adelaida de la Calle, ha asegurado que es un día "triste" y de "dolor" porque las Universidades "nunca" se han enfrentado a una situación como esta con ningún gobierno, independientemente de su color político, y ha reclamado a Wert que "escuche y respete" a la comunidad universitaria.

La asamblea ha redactado un comunicado que ha sido leído por su vicepresidente y rector de la Universidad Politécnica de Valencia, Juan Juliá, en el que explica que la CRUE reclamó en mayo la convocatoria del Consejo Extraordinario para debatir en torno al Real Decreto "ante la enorme preocupación que la aplicación del mismo produce en las Universidades", petición que ya había formulado la propia presidenta de la institución y que tampoco había sido atendida.

En el texto, apoyado de forma unánime por los más de sesenta rectores de universidades públicas y privadas asistentes a la reunión, se recoge que la CRUE asistió con sorpresa a que el Consejo convocado tuviera carácter ordinario y que en él no figurase el punto central de su reivindicación pero sí "varios asuntos de trámite" y que tampoco incorporase un apartado de ruegos y preguntas.

Aún así, la CRUE asegura que para buscar soluciones en favor del "diálogo" y en virtud del "respeto mutuo", las universidades transmitieron al Ministerio su voluntad de asistir al Consejo de este miércoles si el ministro se comprometía publicamente a convocar otro cónclave extraordinario en el que abordar las medidas. Sin embargo, "ante el silencio" de éste, han decidido no asistir a la reunión de este miércoles.

Los rectores han defendido que han intentado, "hasta el último momento", establecer un diálogo con el ministro --de hecho, varios miembros de la CRUE se han acercado al edificio en el que iba a celebrarse el Consejo para exponerle al propio Wert su postura--, con el "único" objetivo de que adquiriera su compromiso de convocar un encuentro extraordinario. "Si él lo aceptaba, podíamos desarrollar el consejo ordinario", ha dicho la propia De la Calle, que también ha hecho referencia a cierta "desinformación o información no procesada suficientemente por los miembros del gabinete de Wert".

Así las cosas, los rectores han solicitado una reunión "urgente" con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, algo que, según ha recordado De la Calle, "no es nada nuevo" porque los rectores han sido recibidos por otros presidentes.

Al respecto, la responsable de la Universidad de Málaga ha dicho que los rectores necesitan decirle al Gobierno que los claustros de las universidades españolas están en contra de la regulación que hace de las tasas porque "es el momento menos propicio y las familias ya están sufriendo un duro golpe económico".

NO SE PUEDE ROMPER LO QUE NO EXISTE

Por otra parte, la presidenta de la CRUE ha dicho no entender la actitud del actual ministro ya que las Universidades "siempre" han tenido "aproximación" con los ministerios de los diferentes gobiernos. "No entiendo por qué desde el principio no ha habido margen de diálogo o vínculo", ha asegurado la rectora malagueña, que ha añadido ue la distancia con Wert podría deberse a que este ministro "no ha estado tan vinculado a la universidad".

En términos generales, ha lamentado que las universidades no hayan tenido "muchas oportunidades" para poder "entablar una relación con el Ministerio" y que no hayan podido oír a Wert sobre "su proyecto de universidad" pese a que su intención era presentarse como "colaboradores y partícipes de un proyecto que ocupa a 1,8 millones de personas".

"Queríamos hacerlo en el mejor de los ambientes de coordinación con el Ministerio pero no sé si hemos roto lo que no existía porque para que se rompa algo tiene que haber relación previa", ha concluido.