Dos personas fallecieron ayer en Granada en un tiroteo que se produjo entre dos familias. Las víctimas eran padre e hijo y vivían en el mismo bloque donde ocurrieron los hechos, informó un portavoz del Cuerpo Nacional de Policía. El suceso se registró en torno a las 16.50 horas en la plaza Rey Badis de la capital granadina, ubicada en un barrio conflictivo de la capital, donde se produjo una reyerta entre dos familias que derivó en un tiroteo, por motivos que se investigan.

Tras llegar al lugar de los hechos, efectivos del 061 confirmaron el fallecimiento de uno de los dos varones, mientras que el otro murió cuando era trasladado al hospital Universitario de San Cecilio de la capital, informó un portavoz de la Delegación de Salud de la Junta de Andalucía. Aunque no ha trascendido la identidad de ninguno de los fallecidos, fuentes de la Policía confirmaron que el padre tenía 47 años y residía en el bloque en cuyo portal ocurrieron los hechos.

Un hombre de 32 años ha sido detenido por su presunta implicación en el tiroteo, aunque no se descarta que se produzcan nuevas detenciones relacionadas con este suceso. Agentes de la Policía Científica y del Grupo de Homicidios del Cuerpo Nacional de Policía se han hecho cargo de la investigación y aún no han localizado el arma utilizada.

Las familias implicadas en el suceso, ambas de etnia gitana y que residían en el mismo bloque de pisos, mantenían desavenencias personales desde hacía tiempo, precisó el portavoz policial. La plaza permanecía anoche acordonada y con una fuerte presencia policial.