La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a 15 años de prisión a Antonio Sánchez, Pitoño , uno de los tres porteros de la discoteca El Balcón de Rosales acusados por la muerte el 15 de noviembre de 2008 del joven Alvaro Ussía, mientras que a los otros dos les ha impuesto cinco años. Los tres fueron declarados culpables de esta muerte el pasado 23 de marzo por un jurado popular que consideró que Pitoño era autor de un delito de homicidio con la agravante de abuso de superioridad, tal y como lo ha estimado el juez presidente de ese tribunal.

Mientras, a los otros dos porteros, Daniel S.S. y David A.A., les ha considerado cómplices de un delito de homicidio por lo que han sido condenados a cinco años. La sentencia, notificada ayer, señala que Pitoño actuó "de forma consciente, esto es, pudo apreciar el peligro de su acción".