En algún momento aún no fijado del año que viene, explican en la Organización Nacional de Loterías y Apuestas del Estado (ONLAE), se habrá acabado la búsqueda por los puntos de venta de España de décimos con un número idéntico al de la fecha del cumpleaños del comprador, o la de su boda, o, como se rastrea con ahínco este año, la de la muerte de Michael Jackson (25609), o, como cada año, el del guarismo de la bestia (66666). En cualquier administración oficial de lotería podrá comprarse cualquier número. "Queremos dar una mayor oferta", dijo el director comercial de ONLAE, Juan Antonio Gallardo, quien precisó que este cambio no tiene ninguna relación con la transformación planeada por el Gobierno en el régimen jurídico de las administraciones. El comprador podrá escoger entre todos los números en cualquier punto de venta.