La Policía Nacional ha intervenido una tonelada de hachís en una playa de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) en una operación en la que ha desmantelado una organización criminal y han sido detenidas seis personas, que introducían en España grandes cantidades de esta droga por vía marítima desde Marruecos.

En la operación se ha localizado en la playa de Bonanza de Sanlúcar de Barrameda un alijo de 1.000 kilos de hachís, procedente de Marruecos.

La droga estaba distribuida en 29 fardos de arpillera, que eran transportados en una embarcación semirígida de siete metros de eslora. La lancha partió hacia el continente africano desde el pantalán de la localidad de Barbate y recogió en un punto prefijado en alta mar el estupefaciente que iba a ser depositado en las costas de Sanlúcar de Barrameda.