Un empleado de una fábrica de plásticos en Henderson, al oeste del estado de Kentucky, mató ayer a cuatro compañeros de la empresa y después se suicidó, según informó la prensa local estadounidense. Al parecer, uno de los trabajadores disparó de forma indiscriminada contra las personas que se encontraban en el recinto y posteriormente se suicidó, informó el canal 14 News en su página web.

Según indicó la policía en un comunicado difundido por el diario local Courier-Journal en su página web, la policía de Henderson recibió un aviso sobre el incidente anoche, sobre las 00.18 hora local.

Por su parte, la cadena televisiva, que cita testigos y fuentes policiales, agrega que el autor de los disparos mantuvo una discusión con uno de los supervisores de la empresa Atlantis Plastics.

El atacante se marchó tras este enfrentamiento y volvió, poco después, armado y comenzó a disparar contra otros empleados de esta firma de transformación de plásticos. Según la Policía, en el incidente resultaron otras dos personas heridas, que fueron trasladadas a hospitales.

´