Bandai, la marca que creó el mítico Tamagotchi en los años 90, ha dado un pasito más allá. La firma presentó el jueves en Japón un dispositivo llamado Human Player (jugador humano) que permite crear un doble virtual del propietario.

El aparato es un cubo con una pantalla y varios botones y está pensado para adultos de entre 20 y 40 años. Su objetivo es crear un sujeto virtual con un carácter similar al del propietario o al de otras personas cercanas a él. Según la marca, la interacción con el personaje permite analizar los comportamientos y mejorar las relaciones humanas en el mundo real.

Perfiles psicológicos

El álter ego se crea tras responder a un cuestionario de 50 preguntas elaborado por el profesor de Psicología Hiroshi Fukushima y conocido como diagnóstico de carácter. Responder a las cuestiones predeterminadas ayuda al aparato a determinar la personalidad del avatar virtual y a asignarle uno de los perfiles.

Fukushima asegura que todos los seres humanos se reparten entre 22 categorías de comportamiento predefinidas y añade que, una vez clasificado dentro de un grupo, el personaje virtual contenido en el Human Player se comportará como la persona de carne y hueso en situaciones idénticas. Distintos Human Player , además, son capaces de conectarse entre ellos mediante infrarrojos, de forma que dos amigos pueden intercambiar perfiles de conducta o juntar sus personajes en un solo aparato y así ver lo que hacen.

Puede ser que dos personas virtuales se enamoren o que sus perfiles de comportamiento sean incompatibles y acaben peleándose. Como en la vida real, vamos. Así, observando la manera en que se comportan su personaje virtual y los de otras personas cercanas, cada uno puede analizar y comprender mejor su propio comportamiento y el de los otros y adaptarse a él. El objetivo final, según la marca, es ayudar a vivir en armonía.

Human Player se pondrá a la venta en Japón el 31 de marzo y costará 2.980 yenes (unos 20 euros). Bandai todavía no ha dado fecha de lanzamiento en Europa.