Los niños andaluces y valencianos son los que se van a dormir más tarde, con un valor promedio situado en torno a las 21,54 horas, según el Proyecto Etapas , que ayer presentaron la Asociación Española de Pediatría (AEP) y la empresa Dodot.

Se trata, según destacaron, del estudio nacional "más amplio" sobre hábitos de las familias españolas con niños de hasta siete años, siendo el primero que permite obtener una valoración "real" sobre la adquisición de hábitos y que "demuestra" que los padres españoles "deben mejorar en las áreas de higiene, descanso, desarrollo evolutivo, alimentación y seguridad". Por ello, uno de los objetivos del Proyecto Etapas , conducido por un centenar de pediatras y que ha preguntado a más de un millar de familias, es elaborar una campaña para mejorar los hábitos en el cuidado de los niños.

Así, en materia de higiene este estudio revela que sólo un 53,5 por ciento de los niños de entre dos y siete años se lavan siempre las manos antes de comer. Otro hábito muy extendido entre la población infantil es el de morderse las uñas, alcanzando un 41 por ciento entre los niños de tres a siete años y un 79 por ciento en niños de 3 y 4 años de edad.

En cuanto al capítulo del descanso, el trabajo concluye que uno de cada diez niños menores de seis meses duermen boca abajo, en contra de lo recomendado por los pediatras españoles. La investigación recoge también información sobre el consumo de televisión entre los más pequeños, siendo la media diaria de consumo las 2,1 horas. Además, destaca que el 36,1 por ciento de los niños ven la televisión más de cuatro horas al día entre los seis y los siete años.