LA CORUÑA. Mariscadores de la ría de Noia pescaron ayer berberecho en el segundo día de campaña y tras 10 meses de paro. En total, se subastaron 32 toneladas de este molusco, que alcanzó en la lonja un precio de 12 euros el kilo. Pero pescadores y mariscadores siguen quejándose del descenso registrado en la actividad económica del sector durante este año. La causa para ellos es evidente: el desastre del ´Prestige´.