Kiosco

Diario Córdoba

VIERNES SANTO

Cita con la Virgen de los Dolores

La hermandad hizo un tramo de recorrido en silencio en solidaridad con las personas autistas

26

Primeras imágenes de los Dolores en Capuchinos

No se puede entender el Viernes Santo cordobés sin la plaza de Capuchinos donde los cordobeses son fieles a la cita para contemplar a la Virgen de los Dolores, la Señora de Córdoba. Así este incomparable enclave fue ayer un hervidero de fieles que se congregaron para contemplar el discurrir de la cofradía.

Tras los primeros tramos de nazarenos salió el paso del Cristo de la Clemencia acompañado por los sones de la banda de cornetas y tambores de la Coronación de Espinas de Córdoba, el paso del crucificado de Amadeo Ruiz Olmos fue ornamentado con un elegante exorno de rosas rojas.

A continuación cruzó el tramo de nazarenos que precedía a la Virgen de los Dolores, una dolorosa que no se hizo esperar y poco después estaba ya entre un rotundo aplauso en la calle. Tras la marcha real la Virgen comenzó su caminar sobre su paso de plata en esta ocasión exornado con rosas blancas.

Petalada de flores desde los balcones, gritos de ¡viva la Señora de Córdoba! e incluso alguna saeta se mezclaron con los acordes de la banda de música Fernando Guerrero de Los Palacios y Villafranca (Sevilla) que interpretaron “Virgen de los Dolores” del maestro Enrique Báez, a los sones de esta marcha de siempre caminaba la Señora de Córdoba por la plaza de las Doblas.

Música que cesó en un trayecto del recorrido ya que la hermandad este año ha ubicado un tramo denominado “tramo azul” que discurrió desde la calle Ramírez de las casas Deza con esquina con cardenal Toledo y hasta el final de la calle Carbonell y Morand destinado a personas con autismo que sufren la sensibilidad acústica, de este modo en este tramo la cofradía fue en completo silencio.

Un momento que para nada restó brillantez al paso de la cofradía por las citas calles, ya que se pudo disfrutar de un especial momento alejado del ruido, tan solo roto en alguna ocasión por el sonido de un impertinente móvil o de una lata en el suelo, por lo demás además de un bello gesto por parte de la hermandad fue un momento de paz alrededor de la Virgen de los Dolores.

Compartir el artículo

stats