Kiosco

Diario Córdoba

CRÓNICA DEL VIERNES SANTO

Barrio con cofradía, cofradía con barrio

La hermandad de La Conversión, de ‘La Letro’, se incorpora a las 22.04 a la carrera oficial tras dos años de espera por el covid con un espectacular paso y La Soledad estrena salida desde Levante

La Conversión se estrena en la Semana Santa cordobesa

La Conversión se estrena en la Semana Santa cordobesa

Para ver este vídeo regístrate en Diario Córdoba o inicia sesión si ya estás registrado.

La Conversión se estrena en la Semana Santa cordobesa Juan M. Niza

Un Viernes Santo en Córdoba con mucho calor cofrade, humano, emocional… y del sol, sobre todo sabiendo que los tonos oscuros y el negro imperan en los hábitos nazarenos de casi todas las cofradías. Pero se trató de un inconveniente que supo a gloria si se tiene en cuenta que alguna hermandad, como Los Dolores, ha tenido que esperar para salir no solamente los dos años pasados de restricciones por la pandemia. También suspendió la hermandad de la ‘Señora de Córdoba’ en el 2019, junto a La Soledad y La Expiración. Para colmo, en el 2018 Los Dolores se quedó en su iglesia, acumulando concretamente esta hermandad cinco años sin poner a su cruz de guía en la calle.

Así, puede imaginarse cómo las ganas de salir eran enorme, con el toda Córdoba en la calle en un día radiante, más aún cuando ese toda la ciudad tenía poco de licencia literaria porque al Este, en Levante, salía de la iglesia de Guadalupe por primera vez la hermandad de La Soledad; y al Oeste, en Electromecánicas, se despedía camino de carrera oficial, también por primera vez, su hermandad de La Conversión, el gran estreno de la primera Semana Santa post-pandemia.

Justo ambas hermandades, Soledad y Conversión, fueron las primeras en salir en ese brillante Viernes Santo, aparte lógicamente de La Buena Muerte, que culminó en la madrugada su estación de penitencia rodeada con menos público conforme pasaban las horas pero sin quedarse nunca sola, como correspondía. Si se apura, incluso pudo verse en general más asistentes que en ediciones anteriores a la pandemia.

Y al respecto, una de las muchas grandes anécdotas para el recuerdo: el capataz de la Virgen de los Mártires, Enrique Garrido, apenas había dormido unas horas tras dejar el palio de La Buena Muerte cuando dio el histórico primer golpe con el llamador de la hermandad del Cristo de la Conversión en su primer itinerario hacia la carrera oficial. Le aguardaba, además, el recorrido más largo de la actual Semana Santa cordobesa.

Las salidas de La Expiración, Los Dolores y El Descendimiento sucedieron sin contratiempos, salvo algún pequeño retraso. Por último, ya tras la puesta de sol, hacía otro tanto El Sepulcro, cuando tres hermandades habían hecho pasar su cruz de guía bajo la Puerta del Puente. Y poco después, a las 22.04, se producía la histórica incorporación de la hermandad de La Conversión a la carrera oficial.

Por supuesto, en una jornada con tanta novedad y en una ambiente en la calle excepcional se sucedieron anécdotas como esa primera chicotá del palio de la hermandad de Los Dolores a Rafael de la Peña. O ese «recuerden el barrio» con el que el capataz animó a los costaleros de La Conversión al salir de la iglesia del Rosario. O esa petalada a la Virgen de la Soledad en las inmediaciones de la iglesia de Guadalupe… incluido el detalle de Los Dolores de instaurar un tramo azul, sin música, entre la esquina de la calle Ramírez de las Casas Deza hasta el fin de Carbonell y Morand con Alfonso XIII para evitar molestias y un auténtico calvario a personas con trastornos autistas o sensibilidad auditiva.

Tras la jornada del sábado, en la que no procesiona ninguna hermandad de penitencia en la ciudad de Córdoba , y con el debate ya plenamente abierto de si será preciso habilitar en un futuro a medio o largo plazo este día para dar cabida en toda la Semana Santa al buen número de prohermandades y hermandades, el Domingo de Resurrección cierra también con muy buenos pronósticos de tiempo la corporación de Santa Marina, la de Nuestro Señor Resucitado y María Santísima de Nuestra Alegría, hermandad que estrenará la bambalina trasera del palio, bendecida en el 2020, elaborada por Jesús Rosado con diseño de Rafael Rueda, y que ha esperado dos años a que pudiera ser admirada en la calle en una estación de penitencia. Será, junto a la propia alegría que inspira la hermandad y la advocación de la cotitular de la cofradía, una de las últimas venganzas de las cofradías cordobesas en esta Semana Santa 2022 contra ese maldito virus que tantas vidas y vida se ha llevado, incluidos dos años sin procesiones.

Compartir el artículo

stats