Kiosco

Diario Córdoba

COFRADÍAS

El Cristo de las Penas, de nuevo en su barrio cara a cara con su gente

La imagen más antigua de la Semana Santa cordobesa vuelve a congregar a numeroso público en las puertas de su templo, en el barrio de Santiago

20

Las Penas de Santiago en las calles de Córdoba

La antigua calle del Sol en el popular barrio de Santiago fue un año más testigo de la salida de la hermandad de las Penas, que cada año procesiona al Santísimo Cristo de las Penas, la imagen más antigua de la Semana Santa cordobesa. La popular imagen volvió a las calles después de dos años de ausencia en un Domingo de Ramos pleno de sol. El Crucificado fue exornado con un friso de iris morado dejando su particular sello por enclaves como Lineros y otras calles del casco histórico que lo llevaron hasta la Catedral. En su barrio, la saeta volvió a ser esa oración sentida de sus vecinos para el Cristo de las Penas, que avanzaba con la majestuosidad de siempre a los sones de la agrupación musical Santa Cecilia de Aguilar de la Frontera, Córdoba.

Tras el Cristo de las Penas, la Virgen de la Concepción, que caminó bajo su palio y a los sones de la banda de música Las Golondrinas de Torre del Mar (Málaga), que interpretó un escogido repertorio para acompañar a la bella dolorosa de la hermandad de las Penas. El palio fue exornado con rosas blancas con alguna que otra camelia, una flor muy característica de este palio pero que a veces cuesta trabajo encontrar.

La cofradía volvió a dejar su sello a su paso por la carrera oficial, donde hizo su entrada a las 18.30 horas. Una vez concluido este recorrido oficial, volvió hacia el barrio de Santiago. A lo largo del recorrido pudo vivir intensos momentos como alguna que otra saeta a la llegada al barrio, donde el Cristo de las Penas volvió poco antes de la media noche.

Un barrio que antes de esa hora ya esperaba a la cofradía, un barrio que conecta directamente con esta hermandad, no en vano la obra asistencial de la misma está muy comprometida con este barrio y eso se nota cada vez que la hermandad se pone en la calle. Y ayer no fue una excepción: todo el barrio estuvo en este especial Domingo de Ramos donde el Cristo de las Penas volvió a verse cara a cara con su gente.

Compartir el artículo

stats