La Junta ha propuesto al Gobierno central un proyecto para dotar a la provincia de una línea eléctrica de 400 kilovoltios que repercutiría directamente en Pozoblanco. La propuesta, dirigida por la Consejería de Industria, Energía y Minas a Red Eléctrica de España, dependiente del Ministerio de Transición Ecológica, consiste en realizar una red que una Hornachuelos y Pozoblanco con los municipios sevillanos de Carmona y La Roda, que, de prosperar, se acometerá entre los años 2020 y 2030. El delegado del Gobierno, Antonio Repullo, presentó esta semana el proyecto que dotará a la provincia de la infraestructura necesaria para aumentar su capacidad energética, lo que posibilitará la ejecución de proyectos vinculados a las energías renovables.

«Se trata de incorporar a Andalucía y a la provincia de Córdoba a las grandes redes de distribución eléctrica, que ahora mismo no tenemos, con 400 kilovoltios», según ha explicado Repullo, que indica que la línea planteada «viene desde la provincia de Sevilla, pasa por Hornachuelos y, desde Hornachuelos, sube hasta Pozoblanco distribuyendo desde Pozoblanco hacia el Guadiato, en dirección Extremadura y hacia el resto del Valle de Los Pedroches en dirección a Castilla La Mancha». Ese proyecto, según Repullo, «muy ambicioso, viene a paliar las deficiencias de suministro que hay en los hogares, pymes y micropymes».

Antonio Repullo ha hecho un llamamiento «al resto de instituciones» para que participen en la iniciativa.