La concejala no adscrita del Ayuntamiento de Pozoblanco, Josefa Márquez, podrá asistir a comisiones y recibir asistencia económica después de que el Pleno haya aprobado la propuesta de PP y PA en tal sentido, que contó con el apoyo de IU, el de la propia edil y el voto en contra de PSOE y CDeI. El asunto había quedado pendiente en el Pleno anterior a la espera de un informe de la Secretaría acerca de si Márquez podía o no participar en la votación. A pesar del intento del portavoz del CDeI, Benito García, de evitar que el asunto se tratara apoyándose en un escrito en el que, entre otras cosas, decía que este punto no debía votarse porque ya fue rechazado en el Pleno de octubre, el alcalde, Pablo Carrillo, haciendo caso omiso a la documentación presentada por su socio de gobierno y basándose en el informe encargado al secretario municipal, permitió que el asunto se debatiera y la concejala votara.

Josefa Márquez, sin embargo, no consiguió que se aprobara su propuesta por la que, entre otros aspectos, pretendía retirar la paga extra a los concejales liberados y la reducción equivalente de la asignación económica a los grupos políticos, en solidaridad con los funcionarios. En el Pleno también se aprobó la subida de las tarifas del agua en un 2,156 por ciento.