El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente está ultimando su propuesta de modificación de la actual norma de calidad del ibérico y el consejo regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Los Pedroches ha vuelto a defender que, para no inducir a error al consumidor, las nomenclaturas para designar el factor racial deberían pasar a llamarse ibérico y cruzado .

La DOP Los Pedroches felicitó inicialmente al Ministerio por el certero diagnóstico realizado, en el mes de julio, de la situación actual del sector del cerdo ibérico en España en todas sus fases y por la estrategia manifestada a representantes de este consejo regulador, en lo referente al factor racial y a la necesaria extensificación de estas producciones para salir de la situación de crisis en que están inmersos los productores y elaboradores ligados a las producciones extensivas en las dehesas del país; así como de la necesidad de una mayor transparencia e información al consumidor.

Pero ha lamentado que en la última reunión mantenida en Sevilla "se nos transmitió que la propuesta de modificación de la norma de calidad del ibérico en la que está trabajando el Ministerio repetía el mismo error y confiamos en que la situación finalmente se reconduzca para protección de unas producciones únicas en el mundo".

La DOP Los Pedroches entiende que no se debe dejar pasar la inminente modificación de la norma para posicionar en el mercado las producciones de mayor calidad, procedentes de ibérico puro de bellota, de una forma claramente diferenciada del cruzado de pienso.

Considera que ambas producciones no son incompatibles, pero deben de estar sujetas a nomenclaturas claramente diferenciadas.

Para la denominación, el término ibérico se debe preservar para los animales con cien por cien de sangre ibérica; y el término cruzado para los cerdos que presenten cruce, en mayor o menor medida, con la raza Duroc. Este planteamiento fue transmitido al Ministerio por las denominaciones de Huelva, Extremadura y Los Pedroches.