El Ayuntamiento, en el marco de las competencias que un gobierno municipal tiene en materia de educación, conservación y mantenimiento de los centros educativos, según apuntan tanto la alcaldesa, Esperanza Caro de la Barrera, como el concejal de Educación, Carlos Muñoz, prepara en estos días una vuelta al cole que no tiene nada que ver con cursos anteriores, un regreso a las aulas marcado por la «incertidumbre», indican.

Desde el Consistorio explican que se está trabajando en este mes de agosto, con la contratación de 24 peones y 2 oficiales, en tareas de puesta a punto. A partir de aquí, se trabaja y estudia en otros recursos y planteamientos ante una complicada situación epidemiológica por el covid-19. Así, dispone de una reserva de más de 5.000 mascarillas infantiles, que fueron enviadas por Diputación y se ponen a disposición de la comunidad educativa; una inversión de la delegación de Educación en 60 tablets y 60 tarjetas de memoria que serán gestionadas desde el Equipo de Tratamiento Familiar del Instituto Municipal de Bienestar Social; cartelería que se entregará a los centros educativos y la agenda escolar que llevará información de prevención ante el covid.

Por otro lado, tanto la alcaldesa como el concejal apuntan que se estudia, a petición de algunos centros, disponer de espacios al aire libre colindantes a los colegios, como el patio del Espacio Joven Creativo, junto al CEIP Ferrobús; el parque de juegos de agua, el jardín Reina Victoria, junto al CEIP San Sebastián, o el jardín junto al CEIP El Parque, para recreos y educación física. Por otro lado, se reorganiza y refuerza el servicio de limpieza en los colegios, un contrato que se ha venido realizando en horario de tarde y que se amplía con horario de mañana, sobre todo pensando en espacios comunes y baños.

La vuelta al cole empieza con los centros de educación infantil el 1 de septiembre. Algunos de estos centros indican que tienen todo preparado a protocolo Covid. Muchos de ellos, adheridos a la Consejería de Educación de la Junta, dicen tener pendientes pagos desde el mes de mayo, que están afrontando desde entonces los gastos y que se están cayendo plazas de matriculación. Otros se han acogido a los ERTE.