Palma del Río ha vivido la Feria de Mayo en puertas, balcones y tiendas que se han engalanado con farolillos, banderines y música por sevillanas y rumbas.

Al igual que los bares y restaurantes, sector hostelero, el comercio ha ido abriendo de forma escalonada en la primera fase del desconfinamiento. Las tiendas del sector ensencial han permanecido abierta durante el estado de alarma atendiendo a la clientela de forma presencial, recibiendo pedidos online y servicio a domicilio.