Los alumnos de infantil y primaria del colegio El Parque han descubierto en un taller de emociones que se puede combatir la tristeza, el enfado, el ridículo, la vergüenza y hasta la ira, que identifican en color rojo, con otras emociones más positivas, que dan felicidad, como la amistad y el amor. También han aprendido que existen muchos colores en el arco iris.

El respeto y la igualdad aparecen en las prioridades de este proyecto que obedece al Plan de Autoprotección contra la Violencia de Género en el ámbito escolar desde las emociones, solicitado por el centro a Educación.

Toda la comunidad educativa se ha implicado en esta iniciativa que se acerca a los alumnos con un taller impartido por Arrempuja Teatro, con Rosaura y Lidia Rodríguez en clase. Las actrices interactúan con los pequeños a través de dibujos, colores, expresión corporal y hasta con teatro para hablar de amor. Pequeñas representaciones donde los niños hablan de encuentros en el patio, ayuda al que se cae jugando al fútbol y otras situaciones sencillas que para ellos requiere gestionar muchas emociones. Confiesan que se enfadan cuando «se meten conmigo, cuando un niño le pega a un perro o ante el divorcio».