Diario Córdoba

Diario Córdoba

Manuel Muñoz Rojo

guadalquivir

Manuel Muñoz Rojo

Histórico

«En cerca de medio siglo, es la primera vez que la derecha alcanza el poder municipal palmeño»

La victoria electoral de la candidata popular en Palma del Río, Mati Esteo, supone un acontecimiento que debemos adjetivar de histórico. En cerca de medio siglo, es la primera vez que la derecha alcanza el poder municipal palmeño. No lo logró ninguna candidatura desde 1983. Además, consigue un triunfo electoral inapelable con una gran mayoría de doce concejales de veintiuno; una mayoría absoluta rotunda. Y conquista un diputado para el partido judicial de Posadas en la próxima Diputación. Diputado obtenido por los votos populares en Palma del Río. Tres éxitos en una sola convocatoria: relevar a los socialistas desde 1979, alcanzar una gran mayoría de gobierno y entrar en la Diputación con solvencia electoral.

Los socialistas, tanto en Palma como en Córdoba, analizan este resultado tan llamativo, pasar de gobernar a la oposición, de diez concejales a seis. Todos los partidos en el gobierno de los municipios de la comarca han logrado resultados que garantizan su continuidad menos en Palma del Río. Los socialistas logran mayoría absoluta en La Carlota, Guadalcázar y simple, en Posadas. Izquierda Unida continuará al frente de los ayuntamientos de Almodóvar del Río, Fuente Palmera y Fuente Carreteros. Los independientes se aseguran el gobierno en Hornachuelos y La Victoria. La comarca natural incluye la renovada victoria con mayoría absoluta de Peñaflor. Entonces, ¿qué ha pasado en Palma del Río? Esperanza Caro de la Barrera ha sido una alcaldesa trabajadora como ninguna pero según ella, igual no han sabido comunicar su gestión. Creo, sinceramente, que debe haber otros factores que se irán conociendo con la distancia que requiere el análisis histórico y político.

Izquierda Unida en la ciudad de la naranja mantiene sus tres concejales y, tres grupos aspirantes, se quedan sin representación. De un plumazo, tan solo tres grupos políticos conformarán la Corporación municipal.

Los resultados evidencian el final de una etapa del socialismo palmeño. El partido está obligado a renovarse en personas, ideas y conexión con la sociedad. La cadena sucesoria se ha terminado, cualquier intento continuista estará abocado al fracaso. Renovarse o morir. En medio se ha cruzado una nueva convocatoria electoral que ha paralizado cualquier desintegración. Y mientras tanto, Mati Esteo diseña su equipo, estrategia y prioridades. A trabajar.

*Escritor

Compartir el artículo

stats