Kiosco

Diario Córdoba

TRIBUNA ABIERTA

Apoyo de la UE a las alianzas transnacionales de Universidades Europeas

Estrategia europea para las universidades y resultados de la convocatoria de 2022 sobre las Universidades Europeas de Erasmus+

Mariya Gabriel y Emil Boc, autores de este artículo. ANDREI PUNGOVSCHI

En Europa hay alrededor de 5 000 centros de enseñanza superior. Cada uno de ellos es un centro de conocimiento e innovación, ya se trate de centros universitarios de investigación o de instituciones de formación profesional de grado superior, universidades de ciencias aplicadas, institutos tecnológicos o escuelas de artes. 

Son la razón por la que nuestro continente se considera, a escala mundial, un centro neurálgico de conocimiento e innovación que atrae y retiene el talento. Nuestros centros de enseñanza superior son excelentes para el desarrollo de capacidades e impulsan el crecimiento sostenido, el emprendimiento y el empleo de calidad en toda Europa.

Esto ya es de por sí maravilloso, pero hay aún potencial para mucho más. 

Tenemos una visión para el sector. Una visión que incluye campus interuniversitarios europeos en los que estudiantes, personal e investigadores de todas partes de Europa puedan disfrutar de una movilidad sin fisuras y crear nuevos conocimientos juntos en diversos países y disciplinas. Una visión de una cooperación estructural, sostenible y sistémica común a largo plazo en materia de educación, investigación e innovación en toda Europa.

Puede parecer una quimera, pero de hecho ya existen cuarenta y una de las llamadas Universidades Europeas, unas alianzas transnacionales ambiciosas de centros de enseñanza superior que han puesto a prueba el tipo de cooperación estructural, estratégica y sostenible que es realmente posible y más beneficiosa para sus estudiantes, personal y comunidades.

Para apoyar su trabajo e impulsar aún más la iniciativa «Universidades Europeas», la Comisión puso en marcha en noviembre de 2021 una convocatoria de propuestas Erasmus+, con un presupuesto total récord de 272 millones de euros. La convocatoria tenía dos objetivos: por un lado, respaldar a las alianzas ya existentes para que pudieran continuar o incluso ampliar su cooperación; y, por otro, la creación de nuevas alianzas.

La respuesta abrumadora a esta convocatoria está en consonancia con el entusiasmo y compromiso continuos de los que da muestra el sector de la enseñanza superior. 

Hoy estamos en condiciones de anunciar que dieciséis alianzas de Universidades Europeas existentes seguirán contando con el apoyo del programa Erasmus+. Estas alianzas han ampliado su cooperación con la participación de unos treinta nuevos centros de enseñanza superior de todas las partes de Europa, principalmente de ciudades distintas de las capitales, de manera que se afianzan aún más en diversas regiones.

Y cuatro nuevas alianzas de Universidades Europeas iniciarán su viaje compartido.

Esto significa que ahora habrá, junto con las veinticuatro alianzas ya seleccionadas en 2020, un total de cuarenta y cuatro Universidades Europeas que se extienden por toda Europa. 

 En total, supondrán 340 centros de enseñanza superior de todos los Estados miembros de la UE y de varios países asociados a Erasmus+ (Islandia, Noruega, Serbia y Turquía). También pueden asociar ahora a sus alianzas a los centros de enseñanza superior de los países del proceso de Bolonia, aparte de los países Erasmus+, como Ucrania, el Reino Unido y Suiza, algo nuevo, aunque estas colaboraciones tendrían que financiarse al margen de la financiación de Erasmus+ para las Universidades Europeas.

Hemos animado a las alianzas de Universidades Europeas a ir más allá de sus círculos académicos, y se han asociado a unas 1 300 oenegés, empresas, ciudades y autoridades locales y regionales. Las alianzas de Universidades Europeas deben ser pilares del conocimiento en las regiones y ciudades. Así lo demuestran las numerosas ciudades y regiones que participan directamente como socias en las alianzas y que desarrollan, junto con los centros de enseñanza superior, soluciones inteligentes para sus retos locales. Las alianzas promueven el desarrollo regional actuando como centros de innovación y emprendimiento. 

La enseñanza superior alcanza un nuevo nivel cuando todos estos agentes combinan la variedad de sus capacidades y conocimientos en beneficio de los estudiantes. 

Por nuestra parte, seguiremos ayudando a las alianzas de Universidades Europeas a liberar todo su potencial. 

Con el tiempo, se conectarán cada vez más facultades, departamentos, personal y estudiantes y estas universidades ofrecerán pedagogías más innovadoras partiendo de planteamientos transdisciplinares basados en retos, ejecutarán más programas conjuntos, serán aún más inclusivas y colaborarán más con sus comunidades. 

Muy pronto, en otoño de este año, pondremos en marcha la próxima convocatoria de propuestas Erasmus+, con la que volveremos a ofrecer financiación para las alianzas actuales y para crear otras nuevas. El objetivo es alcanzar sesenta alianzas de Universidades Europeas, con la participación de más de quinientos centros de enseñanza superior, de aquí a mediados de 2024.

Paralelamente, estamos trabajando en el establecimiento de instrumentos de cooperación institucionalizados, como un posible estatuto jurídico para las alianzas de centros de enseñanza superior, y también estamos estudiando opciones para crear titulaciones conjuntas a todas las escalas, basadas en criterios europeos, a fin de reconocer las experiencias de estudios transnacionales que estas alianzas ofrecen a sus estudiantes. Y seguimos trabajando en el carné europeo de estudiante para ofrecer a los estudiantes un identificador único y simplificar el proceso administrativo en torno a su movilidad.

Todos (los Estados miembros, las regiones y los centros de enseñanza superior de toda Europa) trabajamos juntos en la UE para aumentar el alcance y la calidad de la enseñanza superior europea. Seguiremos ampliando los límites en beneficio de los 17,5 millones de estudiantes, los 1,35 millones de educadores y los 1,17 millones de investigadores de Europa y, al fin y al cabo, en beneficio de todos nosotros. 

*Mariya Gabriel es comisaria de Innovación, Investigación, Cultura, Educación y Juventud. Emil Boc es alcalde de Cluj-Napoca (Rumanía) y ponente del Comité de las Regiones para el Dictamen sobre el tema «Estrategia Europea para las Universidades».

Compartir el artículo

stats