Kiosco

Diario Córdoba

María Olmo

la rueda

María Olmo

3 consejeros 3

Iban avanzando las manecillas del reloj y la rueda de prensa del presidente andaluz, Juanma Moreno, convocada para las 12.30, se iba retrasando a la vez que en el termómetro subían los grados. De 30 a 31, de 31 a 34... Por favor, señor presidente, a ver si pudiera ser su comparecencia antes de que lleguemos a 45º. Pues sí. Pasadas las dos menos cuarto, cuando Córdoba se instalaba en los 38 grados centígrados y poco antes de llegar a los calores de máximo castigo, Moreno compareció, se subió al estrado y, ante la prensa asistente y la que lo seguía por la tele andaluza y YouTube, desgranó la composición de su nuevo Gobierno, que, por lo que reconoció, había estado pergeñando hasta un momento antes, de manera que el cargo de portavoz, o bien no lo va a ligar a ninguna consejería -así se estuvo haciendo en los gobiernos del PSOE- o bien se lo tiene que pensar todavía un poquito.

Pendientes estábamos, desde Córdoba, de saber cuántas papeletas habíamos sacado en el reparto de consejerías. Son 13, así que el presidente andaluz no parece supersticioso (aunque contando al jefe, en la mesa del Consejo de Gobierno se sentarán hoy 14, que no es número maldito). Son dos consejerías más que las 11 que tuvieron PP y Ciudadanos, un poco sobrecargadas algunas. De Córdoba solo había un consejero, Jesús Aguirre -aunque, con su forma de ser y, especialmente, con la pandemia, ocupó el espacio mediático de cuarenta- y una consejera, Rocío Blanco, si bien esta cordobesa, que «fichó» por el cupo de Ciudadanos sin estar afiliada a ese partido, está también considerada malagueña, pues allí desempeñaba su trabajo profesional como directora de la Tesorería de la Seguridad Social. Cordobesa y malagueña, Blanco es quizá la única que salió en las quinielas y se confirma, pues repite como consejera de Empleo. También había mucho runrún con el exrector de la Universidad de Córdoba José Carlos Gómez Villamandos, y se ha cumplido. Más dudas las hemos tenido con el exportavoz del PP en el Parlamento andaluz, José Antonio Nieto. El exalcalde de Córdoba seguirá en el cogollo de la política, pues quizá es joven para retirarse a fundaciones u organismos de la Junta de Andalucía. Con su nombramiento, Moreno parece dar por finiquitada la guerra que colocó a Pablo Casado en la presidencia del PP. A fin de cuentas, ese conflicto lo han ganado él y Núñez Feijóo, y se permite ser generoso. Tres consejeros cordobeses en el Gobierno de la Junta de Andalucía. Al menos, la cuota territorial no se ha quedado entre Málaga y Sevilla.

Compartir el artículo

stats