Kiosco

Diario Córdoba

Ricardo Rivera Pereira

CAMPO Y CIUDAD

Ricardo Rivera Pereira

Tiempo, espacio y energía

El ingenio telescópico conocido como James Webb, nombre del norteamericano que acabaría poniendo en la Luna al primer ser humano mediante el proyecto Apolo, acaba de ofrecer, dada su capacidad de resolución fotográfica, las impresionantes imágenes del plasma de nebulosas cósmicas, gas y polvo, estallidos nucleares y lejanísimos cúmulos y grupos de galaxias, visualizando sus ondas de choque y los brotes estelares, como sus interacciones gravitacionales, y el nacimiento de los precipicios cósmicos, acercándose de tal modo, aún más, al origen del universo; toda vez ubicada la nave en el punto Lagrange 2, próximo a los 1,6 millones de kilómetros de la órbita del planeta Tierra, mientras permanece con respecto a éste a una distancia aproximadamente constante; siendo el más grande y poderoso operador galáctico que jamás antes se haya lanzado al espacio interestelar para obtener una incontaminada visión infrarroja de la radiación estelar del profundo y misterioso fondo del firmamento, de más de 13.800 millones de años-luz; y para comprender la formación de estrellas, los sistemas solares y planetarios y los orígenes de la vida.

Con la visión del James Webb el observador retrocede temporalmente, a gran escala y en retrospectiva, si bien durante ese inmenso período, de 13.800 millones de años-luz, los fotones, los componentes elementales de la misma luz, han estado viajando ininterrumpidamente sin cesar hacia nosotros, como hacia todas y cualquiera de las posiciones universales, mientras el espacio ha estado constantemente expandiéndose durante el señalado período, situando a sus objetos estelares entre sí a una dilatadísima mayor distancia, con lo cual la dimensión cósmica se hace extraordinariamente colosal, dentro de un gigantesco ámbito inexplorado. De manera que cuanto más lejos se pueda llegar a observar más se caminará hacia atrás en el tiempo, hasta que toda la materia haya dejado de existir, como igualmente la visible, que sólo alcanza al 5% de ese su global conjunto. El tiempo, el espacio y la energía conforman el Cosmos.

Compartir el artículo

stats