Kiosco

Diario Córdoba

Ana Castro

el cuerpo en guerra

Ana Castro

Andaluces, levantaos

Hoy no puedo deciros nada. Tan solo que lo penséis bien y que salgáis -por mucho calor que haga- a votar mañana. Por vuestros hijos, por vuestros padres, por vuestro futuro. Por la Andalucía que queréis. Por la gestión en Sanidad y Educación que elegís. Que seáis fieles a vuestros valores e ideas y, sobre todo, que tengáis motivos para alzar la papeleta -sea cual sea- que depositéis en el sobre.

Que sí, que nuestra democracia es terriblemente imperfecta, pero es la que tenemos. Estas son las normas del juego y según ellas nos definimos. De poco sirve criticar si no has alzado tu voz para elegir una opción política, aunque la tuya pierda. Por eso, mañana, aunque estés asqueado de las dinámicas políticas y corruptelas de este país, tienes que salir a votar. Para que no elijan por ti. Para que sea el mayor número de andaluces el que define el futuro de su pueblo y entre ellos se escuche tu voz en forma de voto. Que igual que ha crecido tremendamente el voto por correo lo haga también la participación en las urnas. Solo así tendréis una Andalucía reflejo de lo que los ciudadanos queréis.

Si es la primera vez que acudís a votar, ilusionaos como lo hice yo en su día: es vuestro momento al fin de implicaos, que os jugáis la posibilidad de tener acceso a un trabajo y una formación digna, esto es, el primer paso para vuestra vida por venir. Si estáis hartos de votar y tenéis la sensación de que, llegados al poder, todos son iguales, no os dejéis llevar por la apatía: ahora es cuando tenéis que elegir quién coge el timón de vuestro barco. El tiempo dirá qué pasa, pero habréis elegido, que de nada sirve quedarse al margen para que los demás os impongan la Andalucía de los próximos cuatro años. Si aún no lo tenéis claro, comentadlo con vuestro entorno y debatid. Puede que os ayuden a llegar a vuestra respuesta. Si mañana tenéis el deber de formar parte del proceso y estáis llamados a estar en una mesa electoral, celebrad que vais a conocer de cerca los intrincados de la democracia, aunque os cueste madrugar. Si vais a ser interventores, no juguéis sucio, por favor.

Como andaluza expatriada, seguiré de cerca la jornada electoral. No penséis que por no estar empadronada allí no me importa lo que ocurra en mi tierra. Todo lo contrario. Lo vivo con preocupación. Me digo que lo que importa es que votéis para que el resultado sea reflejo de la voluntad pueblo.

Que consigáis la Andalucía que ansiáis y necesitáis con vuestro voto.

*Escritora

Compartir el artículo

stats