Kiosco

Diario Córdoba

Raquel Rodríguez Muñoz

Incapacitada por tener la regla

"El periodo menstrual sigue siendo un tema tabú que condiciona a la mujer de cara a la sociedad"

Cuando estudiaba Periodismo en la universidad, tenía una compañera que cada vez que tenía la regla no podía acudir a clase y estaba varios días, no solo en casa, sino sin poder levantarse de la cama por los dolores que padecía. No eran todas las compañeras, ni la mitad, solo una, porque los periodos menstruales incapacitantes afortunadamente los sufren una minoría de las mujeres, pero los sufren.

Por eso, si por una gripe se puede conceder una baja por incapacitación temporal, ¿por qué no por una regla incapacitante? Sería un derecho más logrado por las mujeres y deberíamos empatizar con quienes la padecen.

La crítica deja entrever un trasfondo machista y discriminatorio y, peor aún, una consideración nada positiva de la mujer, como si por tener el derecho, todas vayamos a solicitar ahora esta baja cada vez que tengamos la regla; como si nos fuéramos a aprovechar de la ley para estar tres días en casa. ¿Así es como piensan que somos las mujeres?

La ministra Nadia Calviño ha dicho que no va a tomar ninguna medida que estigmatice a las mujeres, como si tener la regla no fuera para muchos ya un estigma o como si los empresarios no fueran a contratar a mujeres por si alguna pide esta baja, que no dudo que los habrá tan cortos de miras.

Pero en mi opinión lo que persigue este cambio en la ley del aborto es plasmar por escrito que un periodo menstrual puede ser incapacitante y que no son unas exageradas quienes lo sufren.

Bastante bien lo llevan, como siempre, calladas y con resignación, que es lo que nos ha tocado por ser mujeres. Basta con apuntar al dolor para que algunos consideren que estamos exagerando, pero bien que se utiliza luego la coletilla de que está con la regla cuando estamos de mal humor algún día.

La polémica ha puesto de nuevo en primera línea un tema del que muchos prefieren no hablar cuando, si no fuera por ese proceso biológico, no estaríamos aquí ninguno. El periodo menstrual continúa siendo un tema tabú, o íntimo, no para debatir en el Congreso, pero sigue condicionando a la mujer de cara a la sociedad. Mejor estarse calladita en esos días y no mostrar debilidad, así que mucho menos ir con la excusa de que tienes que quedarte en casa por la regla.

El cambio en la ley no vendría más que a empoderar de nuevo a la mujer y a validar la veracidad de su dolor. 

* Periodista

Compartir el artículo

stats