Kiosco

Diario Córdoba

María Olmo

LA RUEDA

María Olmo

La retirada provisional de José Antonio Nieto

José Antonio Nieto es el segundo exalcalde de Córdoba que, en apenas unas semanas, anuncia su despedida del Parlamento de Andalucía. La primera fue Rosa Aguilar. Coinciden ambos en que quedaban, o bien fuera de las candidaturas de sus respectivos partidos (PP y PSOE) o bien en una posición muy alejada del escaño. No coinciden en que Aguilar ha anunciado su retirada de la «política activa», es decir, de los cargos institucionales, mientras que Nieto, que apoyó a María Dolores de Cospedal y después a Pablo Casado en las primarias que designaron a este último como presidente del Partido Popular, quiere seguir, aunque ya no será en la Cámara andaluza.

El exalcalde llegó a sonar como presidenciable para la Junta de Andalucía, pero el PP se decidió por Juanma Moreno como candidato. Cuando, casi inesperadamente, se pudo formar el Gobierno andaluz de PP-Ciudadanos (siempre con Vox en segunda pero no menos importante línea de playa), Nieto fue designado portavoz de su grupo parlamentario. Tarea compleja que debe haber desempeñado con habilidad y rigor, no solo porque en estos tres años y pico no ha sonado escándalo que le ataña, sino por lo que se deduce de los comentarios elogiosos que han dejado en las redes sociales destacados periodistas de información parlamentaria. La prensa asegura que el Grupo Popular lo va a echar de menos en las Cinco Llagas.

Pero Nieto no se retira de la política activa como dice que va a hacerlo Rosa Aguilar. Él es más joven, y lo que sabe hacer, que sepamos, es ser político. Así que tanto en su conversación con el presidente de la Junta y candidato a la Presidencia andaluza, Juanma Moreno, en la que se puso a su disposición, como por los comentarios realizados por colegas suyos que están en buena posición interna dentro del PP (el consejero portavoz, Elías Bendodo -quién lo hubiera pensado- y el alcalde de Córdoba, José María Bellido), a José Antonio Nieto (‘casadismos’ a la mar), le aguardan tareas de responsabilidad siempre y cuando el PP vuelva a gobernar tras los comicios del 19J. Mientras, el consejero Jesús Aguirre ocupa la posición de salida de la candidatura cordobesa, puesto que se ha ganado sobradamente, pues no hay elector ni en Córdoba, ni en Andalucía ni probablemente en España (lo de los «culillos» de las vacunas, no crean, lo elevó a la gloria) que no lo conozca.

Compartir el artículo

stats