Kiosco

Diario Córdoba

Jose Manuel CuencaToribio

Historia en el tiempo

José Manuel Cuenca Toribio

Conversaciones en el taxi

«Su generación dará respuesta positiva a los grandes desafíos que afronta»

Adentrada ya la mañana de febrero pero sin llegar al mediodía, el anciano cronista fue agraciado por la Fortuna con el conocimiento de una joven taxista colmada de inteligencia y simpatía. Por desgracia, el porcentaje femenino es todavía escaso en el muy eficaz y diligente gremio de la hechizadora ciudad en que habita el articulista.

No obstante, el relativamente corto trayecto mencionado bastó, sin embargo, para percatarse de las envidiables cualidades que adornaban a una taxista nacida y avecindada en el incomparable barrio de San Agustín, del que hiciera un elogio casi bombástico, sobre todo, de su celebración de los Carnavales, la fiesta ciudadana más de su agrado. Ya en este extremo inicial de su conversación descubrió su encomiable talante al reconocer que, aun radiante, dicha fiesta se encuentra opacada y asaz decaída con relación a una o dos décadas atrás, debido en especial a su desdichada imitación de los Carnavales gaditanos, de todo punto incomparables, según su juicio, a cualesquiera otros del país.

Adentrada en la temática, y preguntada de vez en cuando por su cliente, la simpática taxista discurrió con enorme garra acerca de algunas de las costumbres predominantes hodierno en nuestra vida social. En conjunto, su análisis era optimista. Pese a la dureza de la coyuntura, opinaba que su generación daría una respuesta positiva a los muchos y grandes desafíos que afrontaba. A falta todavía de varias jornadas para el sorprendente escenario dibujado por la guerra de Ucrania, no escaseaban, desde luego, graves y hondos problemas que, a escala nacional, exigían una respuesta adecuada para que el rumbo colectivo se encaminase al buen puerto de una productividad en alza en todos los terrenos, con una inflación controlada y un horizonte laboral de perspectivas medianamente halagüeñas.

Todo esto se entreveraba en la exposición de la amable y perspicaz taxista con alusiones recatadamente comedidas a la política local y algunos de sus principales actores, objeto, a las veces, de crítica, pero morada y alejada de fáciles diatribas.

Panorama en los antípodas hallaría poco después el anciano cronista al llegar a Madrid. En el taxi que le condujera al centro de la Villa y Corte tuvo la oportunidad de oír una tertulia radiofónica con voces a menudo alhacarientas y en pugilato ardido por intemperancia y radicalismo. En su escucha no pudo por menos de evocar con melancolía las palabras serenas y mesuradas de la taxista de la ciudad de su residencia y amores y recordar, en el centenario de la publicación del famoso texto orteguiano sobre «la redención de las provincias», que, en efecto, la regeneración del país provendrá de ellas o no vendrá…

Compartir el artículo

stats