Disputa o pelea que acaba con la pérdida de alguna pieza dental de alguno de los implicados como consecuencia de un puñetazo o golpe recibido en la cara.