Acción y efecto de recuperar una buena relación con el hijo con el que se riñó.