Excretar más de lo normal.