Hay un aspecto positivo: Andalucía es importante cuando tanta gente se siente en la obligación de ponerla como ejemplo (negativo siempre). Nadie se acuerda de citar a Extremadura, o a Galicia, que en algunos parámetros van por detrás de nuestra comunidad autónoma. Por lo visto nuestra capacidad simbólica es excepcional. Esta vez ha sido Juan Roig, presidente de Mercadona, que tras invitar a los empresarios a «salir del armario» en el sentido de defender su actividad como creadora de riqueza, ha vuelto a recurrir a Andalucía para ejemplificar la necesidad de que haya más empresas. Es decir, «Cataluña es más rica que Andalucía porque tiene más empresarios» y en Andalucía «casi se decía señorito del cortijo» al empresario. Pues vaya.