En estos tiempos, donde una imagen lo tiene que decir todo, poder reconocer a qué ciudad pertenece una calle con un simple golpe de vista supone una gran ventaja a la hora de la promoción tanto cultural como turística. El proyecto de las asociaciones vecinales Colonia de la Paz-Noreña, C. Jardín, San Agustín, Paseo de la Victoria y Centro Histórico de recuperar el brazo originario del farol 'Córdoba' para sustituir al farol 'corona' omnipresente en toda España, es una magnífica oportunidad de dotar a todas esas calles más anchas de nuestro Casco de un sello identitario. Ha sido un arduo trabajo de investigación para lograr recuperar una imagen perdida de nuestro Casco Histórico, un patrimonio que nos pertenece y debemos rescatarlo para diferenciarnos de las demás ciudades, desde elementos que son propios de nuestra idiosincrasia. Que quien lo requiera sean tantas entidades desde la participación ciudadana es un valor a tener en cuenta por el co-gobierno municipal. Desde Realejo a Alfaros se recuperarían emociones de luces y sombras que solo nuestro farol es capaz de lograr sin dejar de lado el empaque del diseño, así como la eficiencia y requerimientos técnicos asegurados en la cabeza del farol.

Ernesto Castillejo Ramos

Córdoba