Este 2014, de nuevo, miles de personas saldremos a las calles para manifestar nuestro desacuerdo o rechazo a las políticas de austeridad, de recortes y de reformas que están llevando a límites insoportables a las personas, condenando a miles a la pobreza y a la exclusión social. Un 1º de Mayo enmarcado en las elecciones al Parlamento europeo en las que la/os trabajadora/es nos jugamos los derechos y el Estado del Bienestar conquistados. Un Parlamento fuerte en representación de la ciudadanía europea puede suponer un cambio en las políticas que se apliquen.

Hoy, con la excusa de la crisis, se está produciendo una ofensiva de las políticas neoliberales que defienden el interés particular por encima del general o social, y así estamos viendo cómo se incrementan los beneficios empresariales mientras se reducen los costes salariales, cómo se enriquecen los más ricos y aumenta el número de personas pobres y de excluidas socialmente y cómo va mermando la estructura del Estado social: sanidad, educación, dependencia, pensiones, protección social, etcétera.

El Gobierno del PP está siendo alumno aventajado de esas políticas de austeridad, ya que va incluso más allá de lo que impone la Troika. Lo vemos en la reforma de la Justicia, con tasas que impiden el acceso a quienes no pueden pagarlas; en la reforma de la educación, favoreciendo la educación privada o lo vemos en el proyecto de ley sobre interrupción del embarazo, entre otras.

En un plano distinto, el Gobierno del PP aprueba una reforma de la Administración Local que supone un deterioro de los servicios públicos de cercanía que muchos ayuntamientos prestaban y que a medio plazo implicará la desaparición de multitud de servicios y empresas municipales y la puesta en riesgo de miles de puestos de trabajo para trasladarlos al sector privado, al que le pueden reportar muchos beneficios.

Pero es la Reforma Laboral la que, desde la perspectiva de CCOO, más desigualdades está generando. Los recortes presupuestarios han sido la coartada para introducir muchas reformas encaminadas a sentar las bases de una sociedad menos equitativa, solidaria y justa. Una sociedad en la que tiene más cabida la caridad que la justicia social. Nuestra provincia, con más de un 31% de desempleo, está en los puestos de cabeza del paro en Europa, con unas cifras de precariedad laboral y de economía sumergida insoportables. Cae el empleo indefinido, el número de personas asalariadas, el empleo a tiempo completo y las prestaciones. Cerca de 80.000 personas llevan más de un año sin encontrar empleo y más de 57.000 más de dos. Y a todo esto se suma el importante quebranto de las condiciones laborales. Personas a las que volver a incorporarse al mercado laboral les será muy difícil, máxime si tenemos en cuenta que el Gobierno del PP ha recortado cientos de millones de euros a Andalucía, destinados a políticas activas que permitirían mejorar su empleabilidad. Pero hay alternativas a estas políticas. Desde la Confederación Europea de Sindicatos (CES), de la que CCOO forma parte, se ha presentado un Plan de Inversiones muy ambicioso para la UE con un horizonte de 10 años y que con la aportación del 2 % del PIB anual generaría 11 millones de empleos, casi la mitad del paro que tiene Europa, haciendo hincapié en el empleo juvenil.

Por otra parte, CCOO ha presentado una propuesta de reforma fiscal para incrementar los ingresos del Estado a través de una redistribución de las cargas fiscales y de la lucha contra el fraude y la economía sumergida, con el objetivo de impulsar la actividad económica y la generación de empleo garantizando los servicios públicos. En Andalucía CCOO ha presentado una propuesta de renta mínima como derecho subjetivo para quienes más lo necesitan, que podrán exigir su cumplimiento a la Administración andaluza.

Desde CCOO hacemos un llamamiento a la unidad de la/os trabajadora/es, ciudadanía, plataformas, colectivos, asociaciones, partidos políticos, sindicatos de clase..., que sientan que es posible reconquistar nuestros derechos y avanzar hacia una sociedad más justa e igualitaria este 1º de Mayo.

* Secretario general CCOO Córdoba